“El sueldo mínimo” en mi columna “No hay almuerzo gratis” en el diario Expreso y una reflexión adicional

Pueden encontrar en mi columna de hoy en el diario Expreso mi opinión acerca de los efectos nocivos del sueldo mínimo, está un editada por la gente del diario de una manera distinta a la que hubiese preferido, pero la idea central no ha sido modificada. Pueden leer mi columna  aquí.

Aprovecho además para transcribir una reflexión sobre el sueldo mínimo que escribí en un post pasado sobre los efectos económicos de la decisión de INDECOPI de impedir que las entidades del sistema financiero puedan compensar las deudas que mantengan frente a ellas las personas contra las cuentas de remuneración. Se puede leer el post entero aquí. Va la transcripción:

En mi opinión las protecciones laborales –como aquella sobre la remuneración– son un típico caso en donde se aplica la famosa frase “no me defiendas compadre”. La lógica detrás de las protecciones consiste en asegurarle al trabajador un sustento mínimo para que pueda subsistir. Es parecido al caso del sueldo mínimo por ejemplo, en donde no se permite en el mercado formal que una persona gane menos de un monto determinado. Eso suena bien, pero curiosamente a la persona no se le asegura un trabajo –eso corre por su cuenta– por lo que la protección finalmente actúa como una barrera de acceso al mercado. En otras palabras, el Estado nos dice, si quieres trabajar, no te pueden pagar menos de “X”. No importa si nadie te quiere pagar “X” o si tú estás dispuesto a ganar menos de “X”, en realidad, “X” es el monto que mágicamente el Estado ha determinado como precio mínimo o suelo en el mercado.

Antes de seguir con este razonamiento, debemos dejar en claro que a las personas no se nos asegura un trabajo porque ello implicaría que el Estado planifique centralmente la economía y esa fórmula llamada socialismo ha demostrado ser un inmenso fracaso, pues, además de esclavizar al hombre, desincentiva la generación de riqueza y causa pobreza. No ahondaremos en esa afirmación en este post pues es un hecho que no requiere probanza (la antigua U.R.SS. o Cuba nos sirven de evidencia empírica). La historia demuestra que una economía centralmente planificada no funciona. Es más, si algo enseña la historia, como decía Von Mises, es que la civilización se basa en la propiedad privada (concepto contrario al socialismo). Así, el Estado no puede garantizar un puesto de trabajo para cada ciudadano, porque no le es posible.

Sin embargo, quiere asegurarle un salario mínimo. La pregunta es: ¿es eso posible? La respuesta: ¡no!

La razón es muy sencilla. No es posible, porque el mercado laboral, es como cualquier otro, uno en donde las fuerzas de la oferta y la demanda se ven guiadas por una mano invisible hasta alcanzar un equilibrio y ese equilibrio no necesariamente estará por encima del monto del salario mínimo, que actúa como un suelo. Lo que típicamente ocurre es que existe gente dispuesta a trabajar por menos del sueldo mínimo y gente dispuesta a contratarla por menos de ese monto, que no puede celebrar la transacción, por lo menos en el mercado formal, porque la ley lo impide.

Un pequeño modelo con el que nos ilustra el profesor Jeffrey M. Perloff, puede ayudarnos a entender esto mejor. Para simplificar, imaginemos que existe un solo mercado laboral en el que todos ganan lo mismo. En el gráfico se muestra las curvas de oferta (S) y demanda (D) de trabajo (medido en horas trabajadas). En este mercado, la empresas “compran” (contratan) a las personas por horas de trabajo. Así tenemos que la cantidad de horas trabajadas al año está medido en el eje horizontal (L), mientras que el precio está medida en el eje vertical como salario por hora (W).

Si el gobierno no interviniese, el mercado llegaría al punto de equilibrio (e), que es en donde el salario es W* y el número de horas trabajadas es L*. Lo que el establecimiento de un salario mínimo genera es un precio suelo, que se presenta como una línea horizontal en la gráfica que nace en eje vertical en el punto w. En ese punto la demanda cae a Ld, mientras que la oferta de trabajo sube a Ls. El resultado de esto es que exista un exceso en la oferta o desempleo que es la diferencia entre  Ls y Ld (Ls – Ld). Como puede verse, el establecimiento de un sueldo mínimo evita que las fuerzas del mercado eliminen ese exceso de oferta (desempleo), llevando al mercado más bien a un equilibrio artificial en donde hay desempleo. Lo irónico es, como afirma Perloff, que una ley que instaure un sueldo mínimo, supuestamente diseñada para ayudar a los trabajadores aumentando sus salarios, puede llevar a muchos de ellos al desempleo“.

Actualmente no se admiten comentarios en la página del diario Expreso, pero pueden hacerlos en esta página.

Las opiniones vertidas en este blog son estrictamente personales y en nada comprometen a las entidades a las cuales el autor se encuentra vinculado.

Anuncios

5 pensamientos en ““El sueldo mínimo” en mi columna “No hay almuerzo gratis” en el diario Expreso y una reflexión adicional

  1. Muy interesante tu artículo… Sin embargo, quisiera saber si conoces algún país donde esto suceda en la práctica y qué tan exitoso ha sido con respecto al índice de desempleo. Puede ser que algunos países no tengan un salario mínimo por ley, pero de alguna manera lo regulan, por ejemplo, por medio de negociaciones colectivas…

    Me gusta

    • Gracias por tu comentario. No conozco de un país en el que no se regule un sueldo mínimo. Como bien dice Henry Hazlitt es una de esas falacias más difundidas en la economía. De hecho, se critican estas medidas hace años, Friedman es muy duro con ellas en su famoso libro “Capitalism and Freedom”, pero no se han eliminado, porque son populares. Sobre la segunda parte de tu comentario, los sindicatos también son perjudiciales, el precio se fija libremente, no por presiones de grupos (que requieren una protección del Estado) o por ley.

      Me gusta

  2. Guillermo:
    yo no he analizado el mercado laboral, pero el poder que tiene una empresa frente al trabajador no es el mismo. Habría que ver cuál de los dos tiene mayor capacidad de soportar una negociación, costos de información y de búsqueda a efectos de que el resultado del contrato sea lo más eficiente que sea posible. Yo creería (es una simple opinión, dado que no he revisado estadística) que si existe una asimetría entre el empleador y el trabajador en el caso de la gran empresa. No estoy seguro de que ello sea equiparable en el caso de la micro, mediana y pequeña empresa.
    En todo caso, habría que revisar qué dicen los estudios empíricos hecho por los economistas sobre el mercado laboral, el rol de los sindicatos y los precios en este tipo de mercado.
    saludos,
    César

    Me gusta

    • César, gracias por tu comentario, hay mucha literatura al respecto. Toda coincidente, si se interfiere en el mercado laboral entonces se trastoca la oferta y la demanda, generando necesariamente un exceso de la primera. La leyes de la economía así lo dictan. Friedman toca el tema en Capitalism and Freedom.

      De otro lado, no creo que existe asimetría informativa en este caso. Respecto de qué sería esa asimetría?

      Gracias por visitar el blog, tus comentarios son siempre sumamente interesantes.

      Me gusta

  3. muy interesante profe ya que usted realiza en este articulo un análisis tocando todas las pautas sobre “el sueldo mínimo” y sus implicancias en el comportamiento económico del poblador común en un lenguaje ligero ,utilizando dichos populares para hacerse entender, destacando por ejemplo que en este mundo moderno nada es gratis y que el esfuerzo realizado por los trabajadores desde el puesto que se desempeñen tienen que tener una remuneración justa y equitativa.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s