“¿Más ministerios?” en mi columna “No hay almuerzo gratis” en el diario Expreso

Transcribo mi columna del domingo 6 de febrero de 2011 publicada  en el diario Expreso.

¿Más ministerios?
Actualmente existen 16 ministerios en Perú (sin contar la PCM). Tenemos un Ministerio de Agricultura, de Energía y Minas, de Economía y Finanzas, de Educación, de Defensa, de Comercio Exterior y Turismo, del Interior, de Justicia, de la Mujer y del Desarrollo Social, de Relaciones Exteriores, de Producción, de Salud, de Trabajo, de Transportes y Comunicaciones, de Vivienda, Construcción y Saneamiento, y de la Cultura. Sin embargo, parece que esta larga lista seguirá incrementándose, independientemente de quién sea elegido presidente en las próximas elecciones. Más de un candidato ha señalado que requiere un Ministerio de la Juventud, de la Tecnología o del Deporte, entre otros.

Los argumentos para esto son siempre los mismos, ¿cómo ayudar a la juventud?, mediante un ministerio que destine los recursos del Estado (que provienen de nuestros bolsillos) a lo que algunos burócratas crean es lo mejor para ésta, sea jugar ajedrez, leer a Marx o hacer talleres de clown. Lo mismo con el deporte, que para algunos merece ser subvencionado. En tecnología, ni hablar, ahí está el futuro y tenemos que invertir el dinero de todos en eso. Ahora, ¿en qué tipo de tecnología?, eso no está claro, ¿para qué?, tampoco. Primero hay que crear los ministerios y destinarles recursos (para lo que debe elevarse la recaudación, es decir más impuestos) y luego se ve para qué servirán.

Es curiosa esta predisposición que existe en la ciudadanía a creer que los ministerios tienden a solucionar los problemas, cuando en el fondo los agravan. El propósito de la creación de uno parece ser, más que lograr el destino de recurso del Estado a promover la eficiencia en las actividades que deberían promover,  beneficiar a pequeños grupos de personas vinculados a esas actividades. Esto no sería un problema si no fuese porque los ministerios se crean y se sostienen con nuestro dinero, para realizar fines respecto de los cuales nosotros no ejercemos ningún poder de decisión y que pueden bien no interesarnos.

Por ejemplo, si a alguien no le interesa el fútbol o el voleibol, es razonable que se destine el dinero de sus impuestos a esas actividades, habiendo aún delincuencia en las calles o gente que muere de hambre. Esto de los ministerios es para mí muy curioso, la evidencia de su ineficiencia está a la vista, pero la gente se empeña en exigirlos y los candidatos en ofrecerlos. ¿Hace cuándo existe un Ministerio de Transportes?, ¿el transporte no es un caos acaso?, ¿no pasa lo mismo con la salud, la justicia o el trabajo? ¿Cuánto de nuestra producción se debe a que tenemos un ministerio que lleva ese nombre?

Mi sospecha es que los ministerios para lo único que sirven es para generar una mayor carga impositiva que permite que el Estado realice, promueva o impida actividades que naturalmente realizan o deberían realizar los privados y son una franca violación del principio de subsidiariedad, según el cual el Estado debe ocuparse sólo de lo que los privados no puedan hacer.  Además, pueden ser una fuente de corrupción, pues mientras más grande sea un Estado, mayor corrupción habrá.

No olvidemos que el principal problema de la corrupción es que el fraude se comete respecto de todos los contribuyentes, a diferencia del fraude entre los privados, en donde quien entrega su dinero a otro, tuvo la opción de no hacerlo. Esto no quiere decir que ambos no deban ser perseguidos, sino que en los casos de corrupción el estado de indefensión es mayor pues nuestro dinero fue tomado bajo la amenaza de la fuerza y no entregado voluntariamente.

Por mi lado, dado que la mayoría de los ministerios no han tenido históricamente una performance para el aplauso, estoy a la espera del candidato que ofrezca eliminarlos, no incrementarlos.

Las opiniones vertidas en este blog son estrictamente personales y en nada comprometen a las entidades a las cuales el autor se encuentra vinculado.



Share

Anuncios

3 pensamientos en ““¿Más ministerios?” en mi columna “No hay almuerzo gratis” en el diario Expreso

  1. Estimado Guillermo

    Leí tu columna el domingo y no puedo negar que si bien lo que propones tiene sentido respecto a lo que hace el Estado con nuestros recursos. Lo que no está claro, desde mi punto de vista es el rol del sector privado, en distintos campos, en los cuales aprecio que tu crees, pero que en la práctica no se aprecia mayor desarrollo, por ejemplo: Sabemos de zonas que no cuentan con carreteras, recuerdo un lugar que se llama Perlamayo Capilla en Cajamarca que conocí en el año 1998, el camino es trocha y hasta donde puedes averiguar sigue igual, la zona tiene producciones de distintas clases de papa, lácteos, etc pero no tiene inversión privada, consideras que eso podría interesarle al sector empresarial si el Estado tampoco se involucra. Por ello, me pregunto que tan cierto es lo que señalas sobre la idea de que los ministerios y su carga impositiva permiten que el Estado realice, promueva o impida actividades que naturalmente realizan o deberían realizar los privados, porque creo que el rol del sector privado tiene aristas que deberías contemplar y evaluar, si el empresario es libre de invertir, ¿Hasta qué punto crees que lo haría en distintas zonas del país, si el Estado no ha llegado aún?. Finalmente, la solución desde mi perspectiva no está en no contar con ministerios sino que deben trabajar de un modo distinto, con unificación de funciones y darse cuenta que el mayor problema que presenta el Estado son las leyes de presupuesto y el MEF.

    Me gusta

    • Gracias por el comentario. La pregunta podria ser por que el Estado debe llegar a todas las zonas?
      Si los privados no llegan a la zona que mencionas es por que quizas no se justifique la inversion hasta alla por mas produccion que haya. Si ese es el caso, entonces por que deberia hacerlo el Estado, para subensionar a esas personas. Si esa es la logica, deberiamos hacer carreteras hasta en los casos en los que hayan poblaciones minusculas.
      Creo que el real problema no es el MEF, es la planificacion centralizada.
      (Tildes omitidas porque estoy escribiendo desde mi blackberry)

      Me gusta

  2. Querido sobrino, Como siempre, coincido contigo. Más ministerios sólo significa más burocracia, mayor gasto y consecuentemente incremento de impuestos. Los candidatos que proponen la creación de nuevos ministerios (deporte, ciencia y tecnología, y otras ocurrencias) no tienen la menor idea de cual es la función del Estado en una Economía de Mercado, que es el sistema que postula la Constitución; de otra forma estaría proponiendo una verdadera Reforma del Estado que implique, en cuanto al Ejecutivo, reducir el número de ministerios y organismos públiicos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s