“El salto al vacío” en mi columna “No hay almuerzo gratis” en el diario Expreso

Transcribo mi columna publicada el domingo 27 de marzo de 2011 en el diario Expreso:

El salto al vacío

La expresión “salto al vacío” se utiliza como metáfora para describir aquella situación equivalente a un suicidio. Evoca la imagen de una persona al borde de un acantilado a punto de saltar y perder la vida o en el mejor (o tal vez peor) de los casos terminar seriamente dañado. En el campo de políticas se utiliza para referirse a las ideologías cuyo fracaso ha sido empíricamente demostrado una y otra vez y sé sabe con certeza generan miseria.

El comunismo representa un salto al vacío, por ejemplo. Que hoy algún país decida mediante el sufragio apoyar a aquellos fósiles que promuevan el retorno a esa forma de esclavizar al hombre, es equivalente a un suicidio colectivo (que, tienen como todos los actos colectivos el problema de que “justos pagan por pecadores”).

Otra forma de suicidio colectivo es el nacionalismo (muy ligado al fascismo y al nacionalsocialismo), que tiene por propósito la captura de las actividades económicas –que el gobernante de turno considere estratégicas– por parte del Estado o de nacionales elegidos por éste. La idea es que el gobierno asuma un rol empresarial y suplante a los privados en la realización de ciertas actividades económicas. El propósito es evitar que esos sectores puedan ser explotados por los extranjeros, que van a un determinado país a invertir, dar trabajo a las personas que residen en ese país, pagar impuestos, entre otras cosas, con la idea de poder quedarse con parte de la riqueza que generen. Lo que a la luz de las doctrinas nacionalistas se considera injusto.

Ahora a diferencia de lo que pasa cuando la inversión es privada, en el caso del Estado empresario, las ganancias se concentran en el Estado, pero las pérdidas se diluyen en la sociedad, lo que significa que los ciudadanos deban cubrirla mediante más impuestos o, en último caso, mediante el padecimiento de la inflación que se generará con la emisión inorgánica de papel moneda a la que tarde o temprano terminan recurriendo los promotores de estas fórmulas.

En buena cuenta, el nacionalismo tiene el problema que presentan todas las doctrinas colectivistas, cual es el de la planificación centralizada de la economía. Cuando se propugna que alguien deba decidir por el resto que es estratégico, violando el principio de subsidiariedad (el Estado sólo debe participar donde los privados no puedan hacerlo), el resultado seguro es la ruina.

En un régimen nacionalista podría decretarse que la información es estratégica y sólo el Estado podrá brindarla, eliminando de paso la libertad de expresión que es el bastión desde el cual se defiende una democracia. De igual forma, podría capturarse la telefonía, la energía eléctrica, la extracción de minerales, los servicios de transporte aéreo, etc.

¿Quién manejaría estos sectores empresariales? Quien el gobernante designe, probablemente sus amigos o parientes. ¿Qué pierde el gobernante si decide mal? Popularidad. ¿Qué pierde el privado si decide mal? Su dinero. 

Ahora, cómo hará el Estado para poder realizar todas esas tareas. El primer paso es expropiar (pero en el nacionalismo, se utiliza el término “nacionalizar”, es más bonito). ¿Qué generan las expropiaciones? Que el país del que se trate se convierta en un paria internacional que deba pagar indemnizaciones gigantescas el día que recobre la cordura y quiera volver a ser parte de la comunidad internacional. El siguiente paso es subir los impuestos (receta típica) y el tercero nacionalizar los fondos privados de pensiones. No siempre siguen el mismo orden, pero aquí, el orden de los factores no altera el resultado.

Es por esto que se dice, metafóricamente, que una opción como esa es un salto al vacío y viéndolo bien, mal no harían quiénes quieran dar ese salto al vacío en hacerlo, pero no en términos metafóricos”.

Las opiniones vertidas en este blog son estrictamente personales y en nada comprometen a las entidades a las cuales el autor se encuentra vinculado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s