Un horror económico: “La inflación por éxito”

Leí una entrevista al Economista en Jefe para América Latina y el Caribe del Banco Mundial, doctor Augusto de la Torre (Gestión edición del 19 de mayo de 2011, pp. 19-20) en la que al consultársele por la amenaza inflacionaria que las políticas de los bancos centrales latinoamericanos podría generar respondió:

Sí, pero es una amenaza que está muy acotada. Recordemos la hiperinflación de los 80. Además, la inflación ahora es por el éxito de la economía, la recuperación ha sido tan buena que nuestras economías están generando presiones inflacionarias.

Además, tendríamos que añadir que la inflación importada es consecuencia de los precios de los combustibles y de los alimentos. Pero aún así estamos hablando de inflaciones de 3% o 4%” (énfasis agregado).

Debo señalar que quedé perplejo al ver que el jefe del Banco Mundial para la región cree que la inflación en una economía pueda deberse al éxito de ésta. Más aún, que declare, ligero de conceptos, que la recuperación ha sido tan buena que ha generado presiones inflacionarias. Así es que mientras más presiones inflacionarias luego de una crisis, mejor. Miren ustedes, tanto tiempo hemos combatido la inflación, cuando es en realidad una consecuencia del éxito.

Como cerecita de la torta, señaló que la inflación se debe al precio de los combustibles y los alimentos. La cantidad de circulante, no tiene nada que ver. La abundancia de dinero no disminuye su valor, no existe tal cosa como la utilidad marginal del dinero. Lo que importa es cuánto cuesta el pollo y a cuánto está el galón de gasolina. Así de simple es la economía. Haberlo sabido antes para no dedicarme tanto a su estudio.

Cuánto tiempo equivocado. Pensando que la inflación era un fenómeno monetario, que se debía a un incremento en la oferta de dinero, que traía como consecuencia un incremento de los precios de los demás bienes cuya oferta permanecía estable. Creyendo que Milton Friedman estaba en lo correcto cuando decía que la inflación es siempre y en todo lugar un fenómeno monetario en el sentido en que sólo puede ser causada por un incremento en la cantidad de dinero que sea más rápido que el incremento en la producción.

Podría ser, no obstante, que no esté equivocado y que mi creencia sea correcta. En ese caso lo señalado por el economista citado sería un “horror económico”.

Las opiniones vertidas en este blog son estrictamente personales y en nada comprometen a las entidades a las cuales el autor se encuentra vinculado.

Share

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s