“¿UE al borde del colapso?” en mi columna “No hay almuerzo gratis” en el diario Expreso

Transcribo mi columna del 17 de julio de 2011 sobre la situación económica europea:

¿UE al borde del colapso?

Para nadie es un secreto que Europa se encuentra al borde del colapso, la caótica situación económica de Grecia, el descalabro de Irlanda y la preocupante situación de Italia, Portugal y España pueden ser la antesala de una segunda crisis financiera. En este momento Europa es como un equilibrista borracho cruzando la cuerda floja a 100 metros de altura, contando como única protección con una malla agujereada. La malla es el Banco Central Europeo (BCE) o mejor dicho Alemania y Francia que son sus únicos soportes. El problema que se vive en Europa es, de cierta forma parecido al que se vive en los EE.UU., y consiste en determinar si, bajo la inmoral teoría del “too big to fail” (muy grande para caer), debe o no permitirse la quiebra de los países que tomaron riesgos excesivos y adoptaron políticas económicas absurdas, gastando más de lo que tenían y endeudándose por encima de lo que podía pagar.

La Unión Europea (UE), ante la eminente quiebra griega, optó por realizar un salvataje financiero. El problema de esa medida fue la señal que envió al mercado. Una vez que se salva a un país pequeño como Grecia, los países más importantes saben que no se les dejará quebrar. De hecho, los constantes esfuerzos para evitar que Grecia se hunda aún más, obedecen al interés del BCE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) en evitar que los bancos que tienes bonos griegos –principalmente bancos alemanes y franceses– experimenten las pérdidas significativas que el incumplimiento de los griegos les produciría. Si eso pasara se afectarían los sistemas financieros de esos países, que actualmente son las columnas –endebles– sobre las que se sostiene el Euro.  Una prueba de esto es el hecho de que el BCE tenga una exposición de deuda superior a los 80 mil millones de Euros frente a los bancos griegos.

Sin embargo, hay algo aún más grave, Portugal, España e Italia también están experimentando serias dificultades económicas (no tienen crecimientos, hay altos índices de desempleo y los gobiernos son impopulares).  Difícilmente la UE esté en capacidad de salvarlos si la crisis se agrava, por más que los bancos tengan una alta exposición frente a la deuda soberana de esos países. Si esto ocurre, lo que no es remoto por cierto, entonces tendremos una segunda crisis financiera a la vista y sospecho que el FMI y el BCE no tendrán la liquidez (y menos la solvencia) para hacer un salvataje de esas dimensiones.

Como bien han señalado los profesores de la Universidad de Chicago, John Cochrane y Anil Kashyap en su artículo “Europe’s Greek Stress Test” (The Wall Street Journal, edición del 17 de junio de 2011), la situación de Europa es crítica y hay que prepararse para lo peor. No se puede impedir que los bancos experimenten pérdidas si están expuestos al riesgo soberano de países insolventes, hacerlo es sólo prolongar la agonía. Si los bancos están expuestos a estos riesgos, deben solucionarlo pronto sincerando sus balances, de lo contrario los gobiernos se verán nuevamente ante la necesidad –o mejor dicho, la tentación– de realizar “salvatajes financieros” con el dinero de los contribuyentes, para tratar de remediar las consecuencias de las malas políticas adoptadas por los bancos centrales y el deficiente trabajo de los reguladores.  

El problema es que las políticas que actualmente se están siguiendo no van en la línea de sincerar el estado crítico de la economía europea. No se está haciendo que los poseedores de bonos soberanos asuman la pérdida que les corresponde, dado el alto interés que pagan tales bonos. Para nadie es un secreto que para tratar de obtener una mayor rentabilidad,  hay que asumir un mayor riesgo. Dejemos que quienes asumieron esos riesgos experimenten las pérdidas y no sigamos trasladándoselas al hombre de a pie.”

Las opiniones vertidas en este blog son estrictamente personales y en nada comprometen a las entidades a las cuales el autor se encuentra vinculado.

Share

Anuncios

2 pensamientos en ““¿UE al borde del colapso?” en mi columna “No hay almuerzo gratis” en el diario Expreso

  1. Guillermo es muy interesante y sin duda son momentos difíciles para Europa en la toma de decisiones politco-economicas.
    Crees que como resultado de la crisis y quizá al mismo tiempo como una solución a largo plazo se dará una intervención y regulación mucho mayor por parte de los Estados en el mercado financiero, ya no solo a nivel nacional sino al mismo tiempo a un nivel europeo? Pues se escuchan propuestas como las de un Sistema Europeo de Supervisores Financieros o un “Economic Governance”

    Por otro lado lo que se aprecia en las noticias, es que se propone otro “salvataje financiero”; existe alguna otra solución para Italia, España, Grecia o Portugal. O simplemente deben asumir los riesgos, situación que imagino no es una opción para Francia ni Alemania

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s