“Krugman y la guerra de las galaxias” en mi columna “No hay almuerzo gratis” en el diario Expreso

Transcribo mi columna del domingo 28 de agosto de 2011 en la que comento unas declaraciones del Profesor Paul Krugman hizo en CNN acerca de cómo reactivar la economía americana.  Cuelgo el vídeo.

Krugman y la guerra de las galaxias

El profesor de la Universidad de Princeton Paul Krugman, declaró recientemente en una entrevista en CNN que lo que necesita la economía americana para superar la depresión/recesión en la que se encuentra es un incremento masivo del gasto público. Para el ganador del premio Nobel de Economía de 2008, una guerra podría proporcionarle a los Estados Unidos de América los incentivos necesarios para gastar lo suficiente en armamento como para salir de la recesión, como ocurrió durante la II Guerra Mundial, según afirma. Es más, señala que un súbito temor a una invasión extraterrestre podría lograr el mismo fin. Para Krugman, si nos engañasen y nos llevasen a pensar que estamos ad portas de ser víctimas de una invasión extraterrestre, entonces se incrementaría el gasto público en defensa de tal forma que el problema económico que padece el mundo se solucionaría en un periodo de año y medio. Y luego, cuando descubriésemos el engaño, la crisis económica se habría solucionado.  

Como puede verse, para Krugman las guerras y el gasto ineficiente son buenos para la economía. Si se gastasen miles de millones de dólares en armas para combatir extraterrestres que no existen, haríamos bien. No es la primera vez que Krugman suelta una idea así de descabellada, de hecho lo hace todo el tiempo, no olvidemos que en el año 2008 señaló que “(…) en general, las guerras son expansivas para la economía, al menos en el corto plazo. Recordad, la II Guerra Mundial puso fin a la Gran Depresión. Los 10.000 millones de dólares que cada vez gastamos en Irak van dirigidos, sobre todo, a adquirir bienes y servicios producidos en EE.UU., lo que significa que la guerra ha sustentado la demanda”.

Krugman, como buen keynesiano, es partidario, de esa absurda idea de gastar el dinero de la forma en que sea para salir de una recesión. Incluso en mantener una guerra o defendernos de extraterrestres que no nos invadirán. Cree, como Keynes, que en épocas depresivas hay que pagarle a la gente para que realice actividades improductivas. De hecho Keynes proponía que había que contratar a un grupo de gente para que cave una zanja durante el día y contratar a otro grupo para que la llene de tierra la misma zanja durante la noche, así podría generarse trabajo para todos.   

Krugman no sólo considera que las guerras (o las ficticias invasiones galácticas) generan beneficios, sino que cree que gastar los recursos de los contribuyentes en cosas absolutamente improductivas es la forma correcta de salir de una recesión. Esta idea sin embargo, es perniciosa. Keynes –padre intelectual de Krugman– proponía que los recursos sean utilizados de tal forma que se logre el empleo pleno a toda costa y no que se obtengan de ellos fines valiosos para las personas. Como bien señala Juan Ramón Rallo, con Keynes “[l]a Economía dejó de ser una ciencia que estudiaba cómo los medios derivaban su valor de usarse para la consecución de los fines más valiosos (usos productivos) para convertirse en una pseudociencia que otorgaba valor en sí mismo a la utilización de los recursos con independencia de sus objetivos (usos improductivos)”.

Las guerras no son buenas. Además de la pérdida de vidas humanas que Krugman parece no valorar en su afán de que se gaste el tesoro público para que los sobrevivientes obtengan empleos, destruyen recursos que sí son valiosos y productivos, mediante el uso de recursos propiamente destructivos. Gastar dinero en defendernos de invasiones ficticias, tampoco tiene sentido. Lo que debe hacer el estado es ser prudente en el uso del dinero de los contribuyentes y destinarlo, cuidadosamente, a fines productivos. No son las guerras las que nos ayudan a salir de una crisis económica, en realidad las agudizan, es el comercio libre entre las personas lo que nos ayuda a salir a flote en esos momentos difíciles.

Las opiniones vertidas en este blog son estrictamente personales y en nada comprometen a las entidades a las cuales el autor se encuentra vinculado.

Share

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s